El tiempo en Huelva
Versión para impresora La Organización demanda que se aumenten las aportaciones de los Estados miembros hasta el 1,3% del Producto Nacional Bruto
Pedro Barato: “La Unión Europea no puede cargar sobre las espaldas de los agricultores el coste del Brexit”

Huelva 04/05/2018.-

ASAJA considera inaceptables las medidas propuestas por la Comisión Europea para el próximo Marco Financiero Plurianual que implican  un recorte del 5 % de cara al próximo presupuesto de la PAC y otro recorte del 4 % en pagos directos.  Por si fuera poco, el cálculo de estos presupuestos de la futura PAC, se ha hecho mediante precios corrientes, lo que resulta engañoso puesto que no tiene en cuenta la inflación, variable esta  fundamental a la hora de calcular presupuestos para desarrollar políticas.

Desde ASAJA no entendemos como en un momento en que la renta agrícola se sitúa muy por debajo de la media del resto de los sectores económicos, la Comisión Europea  (CE) propone una bajada del 4 % de los pagos directos. Se trata de un auténtico despropósito, máxime si se quiere hacer atractiva la incorporación de jóvenes al sector agrario.

Con este injustificado recorte propuesto por los servicios de la CE queda en entredicho que se puedan alcanzar los retos a los que se enfrenta la agricultura europea en la actualidad, como son producir más con menos; respetar el medio ambiente; fijar y generar empleo; y desarrollar las zonas rurales más desfavorecidas. Europa está en un momento de liderazgo en los compromisos medioambientales, como vimos tras la firma de la COP21, y esta bajada de presupuesto podría suponer una desaparición de la ambición mostrada para conseguir una agricultura más sostenible. Además, retos como la seguridad alimentaria –para no depender de Terceros Países-; la lucha contra el despoblamiento rural o los objetivos de las Naciones Unidas para conseguir un Desarrollo Sostenible también quedan en cuarentena.

En opinión de ASAJA, la Comisión Europea no  puede cargar sobre las espaldas de los agricultores el coste de la salida del Reino Unido (Brexit) de la UE. Por tanto, demandamos que se aumenten las aportaciones de los EEMM al presupuesto comunitario hasta el 1,3% del Producto Nacional Bruto, tal y como demanda el conjunto del sector y el propio Parlamento Europeo. Si los EEMM consideran que con un aumento hasta el 1,114 será suficiente para dotar de presupuesto a las políticas clásicas (PAC y Cohesión) y que además habrá para las nuevas (migración, control de fronteras, defensa, Erasmus +…) están muy equivocados. Con este aumento tan insuficiente es imposible responder a los retos a los que se enfrentan los 27.

En cuanto al recorte que también sufrirá el Segundo Pilar de la PAC (Desarrollo Rural) las estimaciones que circulan podrían llegar a la injustificable cifra del 15 %. Algo también injustificable, puesto que esta partida sirve para dar una dinamización a las zonas rurales y permiten recoger las especificidades que tienen las regiones.

Además y por si fuera poco, la CE propone aumentar las tasas nacionales de cofinanciación en el Segundo Pilar. Si ya es complicado que las regiones cofinancien, este nuevo aumento supondría un esfuerzo financiero, difícil de asumir, y además dependiendo de la capacidad financiera de cada región, lo que nos lleva a la no aplicación homogénea de estos fondos cuyo destino es el apoyo a las estructuras agrarias.

En cualquier caso,  no podemos olvidar que se trata de una propuesta legislativa presentada por la CE y que tendrá que buscar el consenso tanto con el Consejo como con el Parlamento Europeo. Sin el consentimiento de ambos órganos co-legisladores esta propuesta no será viable. Por último, animamos al Ministerio de Agricultura y a la ministra García-Tejerina a que intensifiquen las relaciones y reacciones ante la CE y que a su vez busque aliados dentro de los países europeos para defender un presupuesto digno y adecuado para hacer frente a todos los retos a los que se enfrenta la agricultura europea.

No podemos olvidar que  todos los países desarrollados apoyan su agricultura, es más, mucho más de lo que hace la UE con su PAC. Tenemos el caso de Noruega (957€ por habitante/año); Japón (434€); Estados Unidos (389€); o el propio Canadá (228€)…mientras que el gasto que hace la UE es de tan solo 190€, lo que es menos de 50 céntimos al día.   Y aquellos países o gobiernos que no son partidarios de acrecentar el presupuesto –sobre todo el de la PAC o Cohesión- deberían replantearse su posición teniendo en cuenta que son estos mismos países los principales beneficiarios de ser miembros de un mercado único, según reconoce la propia CE.

 

Inform. al asociado

  • Informe de la Reunion Sanidad Caprina
  • Autorización excepcional en las plantaciones de mandarino variedad Clemenvilla, autorizados únicamente en la provincia de Huelva de la Comunidad Autónoma de Andalucía
  • Autorización provisional para uso de Piraclostrobin en PI de mandarino en la provincia de Huelva
  • Informe de la reunión de la Mesa de Almendra de Andalucía
  • Autorización provisional para uso de fosmet en producción integrada de ARANDANOS de Andalucía